Espacios amplios, alegres, funcionales

 

Pensamos, que para que la tarea educativa se desarrolle en condiciones óptimas, es preciso un espacio físico adaptado a las necesidades de los niños, en el que todo tipo de relaciones estén garantizadas y donde sus intereses y necesidades estén enmarcadas en una estructura que les permita al máximo un desarrollo integral y armónico. Un ambiente vivo, comunicativo, lleno de imaginación y alegría pero al mismo tiempo pendiente de la seguridad y tranquilidad que requiere esta etapa.

La escuela ocupa un edificio independiente de dos plantas:1.284,58 metros cuadrados, con buenas condiciones de ventilación e iluminación. Consta de 8 aulas, tres salas de descanso, dos aulas de usos múltiples cuya actividad principal es la realización de sesiones de psicomotricidad, comedor, cocina propia y un gran patio que a su vez esta dividido en tres zonas diferenciadas según la edad de los niños que las utilizan. Está rellenado de arena y rodeado de vallas que delimitan el espacio total de la escuela. Tiene pinos, abetos, cipreses, cedros... y numerosos elementos de juego: toboganes, columpios, laberintos, casitas, etc.

Este patio cuenta con dos porches y una parte cubierta por un techo de cristal (lucernario) que es utilizado, principalmente, cuando las condiciones meteorológicas son adversas.

Las zonas exteriores ocupan 1.065,50 metros cuadrados.